En los últimos seis años se han edificado 1.002 chalés nuevos en la fora vila de Mallorca y hasta 1.052 viviendas más han sido ampliados entre 2015 y 2021. Así lo pone de manifiesto un estudio de Terraferida, que contabiliza la superficie urbanizada por estas nuevas construcciones en 4,1 km² en este periodo. Las 1.002 nuevas construcciones han consumido 3,53 km² mientras que las ampliaciones han consumido o urbanizado 0,58 km². Según la plataforma, estas nuevas viviendas han transformado una superficie de suelo rústico equivalente a tres veces el centro histórico de Palma.

A través de un análisis de fotografías aéreas de estos años, han podido detectar, delimitar y clasificar los principales cambios territoriales. Los resultados preliminares apuntan a que la construcción de grandes chalés en terreno rústico supone el cambio territorial más importante en la isla en los últimos 6 años y lo ilustran con un mapa que muestra estas nuevas construcciones.

mapa nuevos unifamiliares suelo rústico mallorca

Superficie excesiva

Los datos muestran también que la superficie media ocupada por cada vivienda es de 3.500 m², lo que multiplica por 11,5 los 300 m² permitidos para
la edificación. Esto se debe a edificios anexos y otros elementos como caminos, piscinas, aparcamientos, etc. Estos datos se suman en la investigación previa que llevó a cabo Terraferida para determinar la capacidad de edificación disponible en suelo rústico y que localizó 53.000 viviendas edificadas, 11.200 parcelas edificables y 7.400 edificios ampliables.

Entre las conclusiones que obtienen del estudio, hablan de «epidemia de construcción dirigida a un pequeño segmento de población de altísimo poder adquisitivo». Y alertan de que los 4,1  km² urbanizados dentro de suelo rústico posibilitan “solo” alrededor de 3.000 nuevas plazas residenciales cuando esa superficie, en el centro de Palma, equivale a 137.000 habitantes. «Son 40 veces más gente en el mismo espacio».

El ranking de municipios con la mayor superficie ocupada por nuevos unifamiliares lo encabezan Santanyí, Manacor, Felanitx, Campos, Ses Salinas y Llucmajor.

Solicitan un nuevo Plan Territorial Insular

El estudio preliminar incluye varias propuestas de Terraferida después de poner de manifiesto los datos:

  • Una moratoria inmediata de construcciones residenciales en suelo rústico y la protección definitiva del suelo rural.
  • Un nuevo Plan Territorial Insular (PTI) que lo proteja de manera efectiva y privilegie los usos agrarios, naturales y educativos.
  • Un plan de rehabilitación de viviendas dentro de los centros históricos del pueblos y ciudades de Mallorca con criterios sociales y que permita crear nuevos lugares de trabajo si son necesarios.
  • Que se refuerce de manera significativa la inspección del alquiler turístico y la Agencia de Defensa del Territorio para combatir también la ilegalidad.