Dos policías de Palma caminan por el centro de la ciudad. Foto: Pixabay.

La Policía Local de Palma desarrollará su habitual campaña de Navidad entre el 9 de diciembre y el 7 de enero enfocada en el control de alcoholemia, en el tráfico vehicular y en evitar aglomeraciones por la crisis sanitaria.

El objetivo es dar respuesta a las necesidades especiales de las fiestas de Navidad, donde suele darse un aumento considerable de la actividad comercial y de ocio que repercute en una mayor movilidad que afecta tanto al tráfico como a la seguridad ciudadana.

El servicio se dividirá en dos grandes áreas de actuación: la del control y la fluidez del tráfico y la de seguridad ciudadana y las aglomeraciones. Así, habrá puntos de control de tráfico en distintos puntos estratégicos de la ciudad, que incluyen turismos, bicicletas y patinetes; puntos estáticos de control de seguridad ciudadana, patrullas a pie e incluso participará la Policía Montada.

La primera teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana, Joana Adrover, ha dicho asimismo que el servicio ordinario, que varía según el turno y el día, será reforzado con hasta 16 policías más en la zona centro y se tendrá especial presencia en zonas comerciales.

La campaña de Navidad de la Policía Local de Palma también hará hincapié principalmente en los controles de etilometría y los controles de velocidad en el turno de tarde y noche.

Adrover recordó que en 2019 se registraron 4.590 accidentes de tráfico y un total de 505 delitos contra la seguridad vial. En 2020, las cifras descienden por el confinamiento derivado del estado de alarma y se registraron 3.026 accidentes de tráfico y 376 delitos contra la seguridad vial. En 2021, hasta octubre, se produjeron 2.872 accidentes de tráfico y 474 delitos contra la seguridad vial.

Esta campaña también pondrá el foco en el control de aglomeraciones y tendrá en cuenta la normativa sanitaria cambiante. «Nos vamos a seguir adaptando, como hemos hecho en los dos últimos años para velar por la salud de la ciudadanía», ha dicho Adrover.