El nuevo refugio de Galatzó se acaba de incorporar a la red de refugios del Consell. El presupuesto del proyecto ha ascendido casi a dos millones de euros, de los que el Consell aporta 1.410.000 euros provenientes del impuesto de turismo sostenible. En total, este refugio dispone de 52 plazas distribuidas en 12 dormitorios, cocina, comedores para los usuarios, vivienda para los guardas y una sala multifuncional. El objetivo es que en este espacio se puedan realizar actividades culturales y de educación ambiental. Todo ello con unas inmejorables vistas a la sierra de Tramuntana. El edificio cuenta con una superficie útil construida es de 1.110,98 m², esto lo convierte en el refugio para senderismo más grande de Balears.

«Este refugio nuevo dará más vida a la Ruta de Pedra en Sec y a la red de refugios, ya que se sitúa en la entrada de la serra de Tramuntana, en una zona donde hasta ahora no había ninguna». Así se expresó la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera. «Además, liga naturaleza, senderismo y un tipo de turismo respetuoso con el entorno que ayuda a desestacionalizar la oferta de Calvià y de Mallorca. Y contribuye a la recuperación de la finca pública de Galatzó», dijo.

Los servicios, precios y horarios del refugio de Galatzó son los mismos que el resto de refugios que gestiona el Consell de Mallorca: dormitorio colectivo (con servicio de ducha) 14 euros, dormitorio colectivo hasta 16 años, 9 euros.

El Refugio de Galatzó, «uno de los mejores»

Representantes del Consell aseguraron que el nuevo Refugio de Galatzó «será uno de los mejores refugios de la red«, según indicó la consellera Aurora Ribot. «No solo por el entorno incomparable en el que se ubica, sino también por las instalaciones». Así aludió a la sala para eventos con vistas a la Serra que incluirá este nuevo refugio. Ribot insistió en la idea de que «el objetivo es continuar ofreciendo espacios a la ciudadanía para que la naturaleza sea una alternativa de ocio sostenible«.

Por su parte, el alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez, explicó que «desde hace años, el Ajuntament trabaja para recuperar los usos agropecuarios para el municipio. Y convertir la finca en un punto de atracción en temporada media y alta». Rodríguez agradeció la apuesta del Consell por la recuperación de las porqueras para ubicar este nuevo refugio de Galatzó.

La finca, adquirida por el Ajuntament de Calvià en 2006, tiene un gran valor cultural, histórico y natural. Por la finca pasa la Ruta de Piedra en Seco en la variante que parte de Es Capdellà. Concretamente la etapa de Galatzó hasta el refugio de sa Coma d’en Vidal. Las obras del refugio se han adjudicado a la empresa Obras y Promociones Comas SA.